ESP ENG
orientacion

La evolución digital: inevitable, irrefutable y real

A pesar de que pareciera que la cultura digital tiene gran presencia en nuestro mundo contemporáneo, una realidad es que apenas se encuentra en una etapa de adopción en grandes empresas e industrias. En medida que continúe su crecimiento, las oportunidades de generar ingresos y beneficios serán más dramáticas, existiendo una correlación con las ganancias obtenidas.

Tener una estrategia digital robusta e integrada con procesos y objetivos será la gran diferencia entre las empresas que ganan y las que no, de la mano con las tendencias del mercado.

Estar en digital no solo significa tener comunicación en canales digitales, nos habla de algo más grande: tener una estrategia de marketing a través de los diferentes medios digitales, llevar el producto o servicio a una plataforma digital, al igual que procesos de trabajo internos y/o con proveedores; es decir, desarrollar un ecosistema y cultura digital, esto es algo de lo que grandes empresas apenas comienzan a darse cuenta.

Ser capaces de hacer ver la importancia de invertir en un servicio integral digital, con una estrategia robusta y objetivos claros es el reto más grande que se enfrenta dentro de la industria.

De igual manera es muy importante pensar en el nuevo consumidor digital y estudiar cómo será su comportamiento en los siguientes años. Un buen ejemplo es la visión de Amazon; el hecho de haber adquirido 431 tiendas físicas de Wholefoods nos habla de cómo en 5 años existirá una gran convergencia entre el comercio in-store y el comportamiento digital. No habrá una migración completa de off-line a on-line, si no que  off-line será facilitado por comportamientos digitales.

Las nuevas tecnologías jugarán un papel destacable, pues impactarán considerablemente en nuestras vidas en los siguientes años. Debemos ser conscientes del crecimiento exponencial que se ha venido dando en los últimos años para poder darnos una idea de cómo será nuestro futuro cercano. De lo contrario, no será sencillo confrontar la revolución de experiencia de usuario que se viene. Con la adopción de las nuevas tecnologías, el reto será llevar una experiencia de marca consistente desde VR o AR hasta asistentes de voz con AI como Alexa, Siri o Google Home.

Si una empresa logra entender, responder y adaptarse asertivamente a una digitalización, con todo lo que el ecosistema implica, y tiene a su lado a un aliado que le ayude a facilitar dicho cambio, logrará no solo superar el rezago, sino liderar en su industria y generar resultados clave para el negocio.


 

 

Comentarios

Escribe tu comentario:


© Mescalina 2017 / Todos los derechos reservados